Museo Picasso de París

Dirección: 5 Rue de Thorigny, París.
Cómo llegar:
• Metro: línea 1 (estación de Saint-Paul) y línea 8 (estaciones de Chemin Vert o Saint-Sébastien-Froissart).

Muchos consideran que el Museo Picasso de París (Musée Picasso) es el mejor museo dedicado a la obra del pintor malagueño, y lo cierto es que tanto la colección como el edificio que la alberga son visita obligada.

Situado en pleno barrio de Le Marais, en el magnífico palacete ocupado por el antiguo Hôtel Salé, este Museo Picasso reúne más de 5.000 obras del pintor, en una amplísima colección que no solo incluye cuadros, sino también una gran exposición de esculturas, dibujos y bocetos y obras de otros artistas que pertenecieron a la colección privada del propio Picasso.

Cómo el Palacio Salé se convirtió en Museo Picasso de París

El Hôtel Salé, también conocido como Palacio Salé, está declarado Monumento Histórico, y lo cierto es que una vez lo visitas te das cuenta de que no merecía menos: tanto el exterior como el interior son de una belleza tremenda (y eso que en París, y especialmente en este barrio de Le Marais, no faltan palacetes verdaderamente bonitos).

Construido a mediados del siglo XVII, a lo largo de su historia este edificio ha funcionado como embajada, internado, escuela de artes y oficios y, por último, museo dedicado a Picasso.

Del interior (al margen, como es obvio, de la colección de arte) destaca sobre todo la grandiosa escalera central, una de las más hermosas que hemos visto en Europa en edificios de este estilo. Luminosa, elegante, y con la ornamentación precisa, sin resultar recargada.

Pero… ¿cuándo se transformó este palacete en este el dedicado a uno de los grandes pintores del siglo XX? Muy sencillo: en 1974, poco después de la muerte del artista, el que sería el futuro Museo Picasso comenzó su colección gracias a la “donación” de obras por parte de la viuda de Picasso, y entrecomillamos lo de donación porque, realmente, se trató de una especie de pago en especie del impuesto de sucesiones al Estado francés. Es decir: Jacqueline Picasso pagó sus impuestos al Estado francés en forma de obras de arte en lugar de con dinero. A la muerte de esta, la operación se repitió y el museo continuó expandiendo sus fondos.

Para acoger todas estas obras se escogió el Palacio Salé, un edificio histórico que pertenecía al Ayuntamiento de París y que encajaba perfectamente con el gusto que había manifestado durante su vida el propio Picasso por este tipo de arquitectura.

En décadas posteriores, la colección se fue incrementando a raíz de nuevas donaciones y adquisiciones por parte de la dirección del Museo Picasso, que fue reuniendo bajo este espacio una de las mejores y más completas colecciones del pintor que existen en todo el mundo.

Un paseo por la colección: pinturas, esculturas y algo más

El Museo Picasso de París abarca obras pertenecientes a todas las etapas creativas del pintor, como la cubista, los períodos rosa y azul, el surrealismo o el expresionismo.

Algunas de las grandes obras maestras de Picasso expuestas en este museo son La Celestina, Madre e hijo, Las Bañistas, La Crucifixión, El Beso y varios bocetos que realizó como paso previo a una de sus mejores pinturas, Las Señoritas de Avignon, así como el bronce La mona y su cría.

Como mencionábamos al principio, la exposición del Museo Picasso también incluye algunas obras de otros pintores, como Cézanne, Miró, Modigliani, Matisse o Rousseau, que formaron parte de la colección privada de Picasso, y que contribuyen a completar la panorámica sobre su obra en lo que a influencias artísticas (o amistades personales con otros artistas) se refiere.

No te pierdas tampoco la colección de esculturas de Picasso, una de las mejores muestras del artista (son más de 300 piezas), así como la parte de la exposición dedicada a sus pasiones personales, como la fotografía, incluyendo fotografías tomadas por el propio Picasso y otras de fotógrafos contemporáneos a él que suscitaron especialmente su interés.

Por último, no te vayas del Museo Picasso sin echar un vistazo a la colección de mobiliario diseñada ad hoc por Giacometti para el Hôtel Salé.

Horario:
  • Martes a viernes de 10:30-18:00 horas.
  • Sábados y domingos de 09:30-18:00 horas.
Cerrado todos los lunes, 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.  
Precio:
  • Adultos: 12,50 €
  • Reducida: 11 €
  • Movilidad reducida + acompañante, menores de 18 años y todos los visitantes el primer domingo de mes: gratis.
Descuento tarjetas: gratis con Paris Museum Pass.