Plaza Venecia de Roma

La Plaza Venecia de Roma (Piazza Venezia en italiano) es una de las plazas más turísticas y monumentales de la ciudad.

Cuando la veas por primera vez, entenderás que su nombre y el del Palacio Venecia situado en uno de sus extremos no son casualidad: efectivamente, tanto la plaza como el palacio están ligados a la ciudad de Venecia.

Más adelante descubrimos por qué.

5 cosas que ver en la Plaza Venecia de Roma

Rodeada de palacios y edificios históricos, uno podría pasar el día dando vueltas por los alrededores de la Plaza Venecia en Roma y no terminar de verla.

HEY! No te olvides de reservar nuestro tours en español:

🇪🇸 Free tour Roma en español (el imprescindible) ⭐⭐⭐⭐⭐

🇪🇸 Free tour nocturno (descubre Roma de noche)

🇪🇸 Free tour Roma Antigua (de la Boca de la Verdad a la Muerte de Julio César)

¡Todos los tours se complementan, puedes reservarlos todos!

Como somos conscientes de que no puedes dedicarle tanto tiempo, estos son los sitios que te aconsejamos no perderte:

1. El Vittoriano, una “máquina de escribir” gigante

Si hay un monumento en la Plaza Venecia de Roma que destaque sobre cualquier otro es el Vittoriano o la “máquina de escribir”.

Así bautizaron los soldados aliados cuando llegaron a Roma al final de la Segunda Guerra Mundial al mastodóntico Monumento a Víctor Manuel II, cuya blanca presencia llena el centro de una Plaza Venecia que, sin embargo, cuenta con muchos otros atractivos.

Aún así, merece la pena subir a las terrazas panorámicas y disfrutar de las mejores vistas de Roma desde este monumento que no estuvo exento de polémica desde el mismo momento de su construcción, pues arrasó con buena parte de los antiguos edificios romanos y medievales que había en la zona.

2. El Palacio Venecia

También conocido como Palacio Barbo, este palacio resulta inconfundible por su arquitectura renacentista, con una fachada rojiza poco recargada y de líneas simples, en la que el único elemento que sobresale entre el resto es su torre medieval.

El Palacio Venecia también sufrió las consecuencias de la construcción del Monumento a Víctor Manuel II, pues buena parte de él fue trasladado desde su emplazamiento original. Pero lo cierto es que el Palacio Venecia no está, tampoco, exento de culpa: fue construido, a mediados del siglo XV, con piedras traídas desde el Coliseo (como muchos otros edificios monumentales de Roma).

¿Y de dónde viene su nombre?

Por un lado, la denominación de “Palacio Barbo” tiene una explicación simple: fue un cardenal veneciano, Pietro Barbo, quien ordenó erigir el palacio para contar con una residencia en Roma tras ser nombrado Papa.

Unas décadas más tarde, el palacio fue donado a la República Veneciana, que lo utilizaría como consulado en Roma.

Asimismo, el Palacio Venecia pasó a formar parte de las páginas más oscuras de la historia del siglo XX por ser el lugar escogido por Mussolini como residencia oficial durante el Fascismo. Son famosos los discursos y arengas que pronunciaba desde un balcón del palacio hacia las multitudes que se congregaban en la Plaza Venecia.

Actualmente, el Palacio Venecia acoge dos instituciones:

  • El Museo Nacional del Palacio de Venecia (Museo Nazionale del Palazzo di Venezia), cuya colección alberga una pequeña muestra de cerámicas, orfebrería, tapices y cuadros del Renacimiento.
  • La Biblioteca del Instituto de Arqueología y de Historia del Arte de Roma.

3. El Palazzo delle Assicurazioni Generali

Este palacio, sede de una aseguradora, no tiene tanta solera como su vecino al otro lado de la plaza, el Palacio Venecia, pero completa la simetría de la plaza al estar situado justo frente a él y al estar construido en un estilo similar (eso sí, ya en el siglo XX) al del palacio renacentista.

La mejor vista de ambos, y la que permite apreciar su simetría en todo su esplendor, se obtiene subiendo a la terraza intermedia del Monumento a Víctor Manuel II.

4. La Basílica de San Marcos de Roma

Muy cerca del Palacio Venecia se encuentra la Basílica de San Marcos (San Marco Evangelista); su nombre, al igual que el del palacio y la plaza, tampoco es casualidad, y es que fue llamada así por sus fundadores, los venecianos desplazados en Roma.

  • Se puede visitar por dentro (no te pierdas el mosaico del ábside, que data del siglo IX), y abre de martes a viernes de 10:00-13:00 y de 16:00-18:00 horas, y sábados y festivos hasta las 20:00 horas.

5. El Palacio Valentini

Es el lugar más desconocido de la Plaza Venecia, y sin embargo, uno de los más interesantes.

Inaugurado no hace mucho, tras varias excavaciones, el Palacio Valentini es una de esas joyas poco conocidas de Roma que pocos visitan y que tiene mucho que contar.

Y es que tras los muros del Palacio Valentini se escondían restos de edificios romanos, medievales y renacentistas, lo que lo convierte en una de las construcciones más antiguas de Roma, y también una de las más interesantes: aquí vivieron nobles patricios, cardenales y marqueses, y el palacio ejerció como domus romana, Biblioteca Imperiali (albergaba más de 24.000 libros) y sede de un teatro por el que pasaron los mejores músicos del XVIII.

A través de vídeos y efectos especiales, podemos recorrer el Palazzo Valentini y contemplarlo tal como lucía hace varios siglos. La visita es lo más parecido a pasearse por una antigua casa romana, ¡toda una experiencia!

  • La entrada al Palacio Valentini cuesta 12 € y abre todos los días (excepto los martes) de 09:30-18:30 horas. Cerrado 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

La Plaza Venecia de Roma: curiosidades y habitantes famosos

Estos son los lugares que no te puedes perder si vas a visitar la plaza; no obstante, son muchas las curiosidades sobre la Plaza Venecia, y podríamos estar contando historias sobre ella durante horas:

  • En un extremo de la Plaza Venecia, una placa junto al Palazzo delle Assicurazioni Generali señala el lugar donde se ubicaba la antigua casa de Miguel Ángel, en la que vivió y murió, y que fue uno de los edificios demolidos durante las obras.
  • También vivió (y murió) muy cerca de esta plaza la madre de Napoleón, en el edificio conocido como Palazzo Bonaparte (en Via del Corso, 295B), y cuentan que pasaba horas asomada a uno de sus balcones para contemplar la vida cotidiana de esta ciudad que nunca para.
  • Ya hemos hablado de Vacaciones en Roma, pero son muchas las películas protagonizadas por la capital italiana. Si echas un vistazo a la película de Woody Allen A Roma, con amor reconocerás la Plaza Venecia en la escena del comienzo, en la que un guardia de tráfico vocifera subido a una pequeña plataforma en medio de la plaza (por cierto: para rodar esta escena se contó con la guardia de tráfico romana real).

La Plaza de Venecia es hoy una de las más transitadas de Roma, pues es el lugar donde desembocan varias de las grandes avenidas romanas, como la Via del Corso, la Via del Teatro de Marcelo o la Via dei Fori Imperiali, que une la plaza con la zona del Coliseo y el foro en un paseo de 15-20 minutos inolvidable.

En ella confluyen decenas de autobuses y coches a todas horas; turistas y romanos que corren en todas direcciones.

Aún así, si te detienes a verla con cierta calma, entre el ruido del tráfico y las sirenas descubrirás uno de los lugares más peculiares de Roma.

HEY! No te olvides de reservar nuestro tours en español:

🇪🇸 Free tour Roma en español (el imprescindible) ⭐⭐⭐⭐⭐

🇪🇸 Free tour nocturno (descubre Roma de noche)

🇪🇸 Free tour Roma Antigua (de la Boca de la Verdad a la Muerte de Julio César)

¡Todos los tours se complementan, puedes reservarlos todos!

Cómo llegar a la Plaza Venecia de Roma

  • Dirección: Piazza Venezia, Roma
  • En autobús: n.º 46, 60, 80 y 916 (Piazza Venezia)
  • A pie desde el Coliseo (por Via dei Fori Imperiali): 15 minutos