Omnia Card

La Omnia Card o tarjeta Omnia es una tarjeta turística de Roma que te ofrece entrada gratis y sin colas a varios de los lugares y monumentos religiosos más famosos de la ciudad.

Además, en su modalidad para tres días, incluye otra tarjeta turística de Roma, la Roma Pass.

Aunque se supone que está pensada para todos los católicos que deseen visitar los principales espacios religiosos de la ciudad, lo cierto es que la Omnia Card puede resultar interesante para cualquier turista que vaya a visitar Roma y quiera conocer los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina o las partes de pago de la Basílica de San Pedro (porque el acceso a la propia basílica es gratis), además de otros monumentos famosos como el Coliseo de Roma o el foro romano.

En este artículo hemos reunido toda la información práctica y totalmente actualizada sobre la Omnia Card: cómo funciona la tarjeta, dónde comprar la Omnia Card, si merece la pena adquirirla o si es mejor comprar la Roma Pass.

¿Hay varios tipos de Omnia Card?

Sí, existen una Omnia Card de 1 día y una Omnia Card de 3 días.

Vamos a ver a continuación cuánto cuesta la Omnia Card de 1 día y la Omnia Card de 3 días, qué incluye cada una y cómo funcionan.

¿Cuánto cuesta cada una?

  • OMNIA CARD 24 horas: adultos 55 €
  • OMNIA CARD 72 horas: adultos 113 €/Niños 6-9 años: 80 €

¿Dónde puedo comprar la Omnia Card?

Puedes comprar la Omnia Card en varios puntos de venta:

Comprar la Omnia Card Online: desde la web de Omnia Card: https://www.romeandvaticanpass.es/

  • Una vez hecha la compra, te enviarán un correo de confirmación. Puedes escoger entre recibir la tarjeta en tu domicilio (pagando un coste extra por gastos de envío) o recogerla una vez en Roma en alguna de sus oficinas.
  • Si escoges la opción de envío a domicilio, recuerda comprarla con antelación suficiente, por lo menos 15 días, para que no se te eche el tiempo encima.

Comprar la Omnia Card Online directamente en Roma, en las siguientes sucursales de Opera Romana Pellegrinaggi, el organismo que la comercializa:

  • Opera Romana Pellegrinaggi en la Piazza Pio XII nº 9 (junto a la Basílica de San Pedro en el Vaticano, detrás de la Plaza de San Pedro). Horario: lunes a sábado de 09:00-16:00 horas y domingos y festivos de 09:00-13:00 horas.
  • Opera Romana Pellegrinaggi en Largo Argentina, Via dei Cestari nº 21 (cerca del Panteón de Agripa). Horario: lunes a sábado de 10:00-16:00 horas y domingos y festivos de 10:00-13:00 horas.
  • Opera Romana Pellegrinaggi de Piazza di Porta S. Giovanni (dentro de la Basílica de San Juan de Letrán). Horario: lunes a sábado de 09:00-16:00, domingos y festivos de 09:00-13:00 horas.

¿Cómo funciona la Omnia Card?

Si ya tienes en tu poder tu Omnia Card, es importante que cuentes con información útil sobre su funcionamiento:

  • Ten en cuenta que los días de validez de la Omnia Card son consecutivos, es decir, que empiezan a contar desde el primer uso, independientemente de la hora. Por tanto, conviene activarla a primera hora de la mañana del primer día de uso.

Por ejemplo: si tienes la Omnia Card de tres días y la activas por primera vez un martes a las 18:00 horas, este día te contará entero como el primer día de validez y solo podrás usarla dos días más, miércoles y jueves (y no hasta el viernes a las 18:00 horas, que serían 72 horas completas).

  • Al igual que con la tarjeta Roma Pass, el acceso a los dos primeros monumentos que escojas de entre los incluidos es gratis, por lo que conviene que calcules primero en qué dos te compensa más gastar esos accesos (el Coliseo o la Galería Borghese son buenas opciones para amortizarla dado el coste regular de sus entradas).
  • Si vas a utilizar la Omnia Pass para visitar los Museos Vaticanos con la Capilla Sixtina, tienes que reservar la entrada con antelación escogiendo una hora de acceso para la visita dentro de los días de validez de la tarjeta. Si has comprado la tarjeta con opción de recogida en Roma, en el email de confirmación te explican los pasos a seguir. Puedes reservar tu turno de entrada desde la oficina de Opera Romana Pellegrinaggi en la Piazza Pio XII nº 9 (junto a la Basílica de San Pedro en el Vaticano, detrás de la plaza de San Pedro). Una vez en la entrada de los Museos Vaticanos, ve directo al acceso sin colas y muestra la tarjeta al entrar.
  • Esta tarjeta solo te permite acceder una vez a cada monumento. ¡Aprovecha bien la visita!
  • La tarjeta de transporte que te facilitarán con la Omnia Card es la Roma Pass, que es una tarjeta contactless, así que no hace falta introducirla en un lector para validarla cuando la uses para el transporte público. Con que la pases por el lector de entrada al metro ya quedaría validada.

¿Qué ventajas tiene la Omnia Card 2020?

La principal ventaja de la tarjeta Omnia Card es que su precio incluye la entrada a los Museos Vaticanos y a la Capilla Sixtina, además del acceso rápido a monumentos muy turísticos de Roma, que siempre suelen tener largas colas de entrada: la Basílica de San Pedro, los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, el Coliseo y el Foro… (además, puedes acceder gratis a dos de estos monumentos, cuya entrada está incluida en la Omnia Card).

Otra ventaja, si sacas la Omnia Card de tres días, es que al incluir la tarjeta Roma Pass puedes viajar de forma ilimitada en el transporte público durante el tiempo de validez (aunque que esto no sea motivo de peso para hacerte con ella, pues para eso puedes sacar directamente la Roma Pass o un abono de transporte, que hacen la misma función y son más económicos).

¿Qué incluye la Omnia Card?

La tarjeta Omnia Card incluye diferentes servicios en cada una de sus dos modalidades:

Tarjeta Omnia Card de 72 horas

* Acceso gratuito y sin colas a Museos Vaticanos y Capilla Sixtina
* Acceso gratuito al Museo del Tesoro de la Basílica de San Juan de Letrán
* Acceso gratuito al claustro de la Basílica de San Pablo Extramuros
* Audioguía en la Basílica de San Pedro y en la Basílica de San Juan de Letrán.
* Dos accesos gratis y sin colas a escoger entre las siguientes atracciones turísticas de Roma:

* Entrada con descuento a otros museos y monumentos de Roma.
* Uso ilimitado del transporte público de Roma durante los tres días de validez.

Tarjeta Omnia Card de 24 horas

* Acceso gratuito y sin colas a Museos Vaticanos y Capilla Sixtina
* Acceso gratuito al Museo del Tesoro de la Basílica de San Juan de Letrán
* Acceso gratuito al claustro de la Basílica de San Pablo Extramuros
* Audioguía en la Basílica de San Pedro y en la Basílica de San Juan de Letrán.

Como ves, la principal diferencia entre ambas modalidades es que la de tres días incluye la Roma Pass, que te sirve para acceder gratis a dos monumentos que escojas y también para viajar de forma ilimitada en el transporte público de Roma durante el período de validez de la tarjeta.

¿Puedo utilizar la Omnia Card para viajar desde el Aeropuerto de Ciampino hasta Roma?

Sí, si compras la modalidad de tres días, que incluye tarjeta de transporte (Roma Pass), y si has escogido al comprarla la opción de envío a domicilio, porque en el aeropuerto no puedes recogerla. Desde el aeropuerto de Ciampino puedes utilizar el autobús de ATAC n.º 720, que te lleva desde el aeropuerto hasta la estación de metro Laurentina de Roma (línea B).

¿Y para ir desde el Aeropuerto de Fiumicino a Roma?

No, porque la Roma Pass, que es la tarjeta de transporte incluida en la Omnia Card de 72 horas, no sirve para ninguno de los transportes públicos que conectan el Aeropuerto de Fiumicino con el centro de Roma (como el Leonardo Express o los trenes regionales).

Consulta todas las opciones para llegar a Roma desde este aeropuerto en nuestro artículo sobre el Aeropuerto de Roma-Fiumicino.

¿Merece la pena comprar la Omnia Card?

La verdad es que es una tarjeta difícil de amortizar. Si vas a viajar a Roma es muy probable que tengas intención de visitar el Vaticano, con sus museos y la Capilla Sixtina, y para eso puedes sacar la entrada por tu cuenta y resulta más económico. En el caso de los Museos Vaticanos, puedes sacar la entrada tú mismo desde su web con antelación, e igualmente podrás acceder sin hacer colas.

Desde luego, la tarjeta Omnia Card de 24 horas no compensa comprarla, ya que solo incluye el acceso gratis a los Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y un par de lugares religiosos más. Es más práctico que escojas tú mismo cuáles de ellos quieres visitar, porque puede que el Vaticano esté incluido en tu itinerario pero no el resto de espacios religiosos, con lo cual no amortizarías su inversión.

El otro beneficio, que es el acceso sin colas, ya lo tienes siempre que saques la entrada con antelación, tanto en los Museos Vaticanos como en el Coliseo, y en el caso de la Galería Borghese debes ir obligatoriamente con una hora fija de entrada (solo se visita así), por lo que no hay colas de acceso como tal.

En cuanto al transporte, o bien sacas la Roma Pass, si crees que puedes amortizarla según lo que te contamos en nuestro artículo sobre la Roma Pass, o bien compras un abono de transporte que te sirve para moverte a tu aire por toda la red de metro, tranvías y autobuses y siempre va a ser más barato.

Al no ser una tarjeta económica, te recomendamos que calcules despacio qué quieres visitar en Roma y cuánto tiempo planeas pasar en cada lugar (para ello puedes ayudarte de nuestros itinerarios en Roma) para saber qué es realista visitar en los días de tu estancia y si por tanto puede salirte a cuenta hacerte con la Omnia Card.

Si tienes alguna discapacidad o movilidad reducida, vas a beneficiarte igualmente de los descuentos en transporte y entrada a museos y monumentos, por lo que seguro que no te compensa comprar la Omnia Card.

Si viajas con niños, ten en cuenta que los menores de 5 años viajan gratis en transporte público y entran gratis o con importantes descuentos a la mayoría de lugares de interés turístico, por lo que tampoco compensa demasiado sacar la Omnia Card.