Basílica de San Pietro in Vincoli

La Basílica de San Pietro in Vincoli en Roma es uno de los secretos mejor guardados de la ciudad en lo que a iglesias se refiere.

Aunque se encuentra bastante céntrica y a un paseo de apenas 10 minutos desde el Coliseo, muchos turistas pasan de largo ante un exterior austero que apenas parece una iglesia, y que difícilmente presagia lo que se esconde en su interior suntuoso: una de las grandes obras de la historia del arte, el Moisés de Miguel Ángel.

Que en Roma haya iglesias antiquísimas no es una sorpresa para nadie, y la Basílica de San Pedro in Vincoli es una de las más veteranas: lleva en pie desde el siglo V, cuando fue construida expresamente para custodiar las cadenas de San Pedro (cuya leyenda te contamos más abajo).

HEY! No te olvides de reservar nuestro tours en español:

🇪🇸 Free tour Roma en español (el imprescindible) ⭐⭐⭐⭐⭐

🇪🇸 Free tour nocturno (descubre Roma de noche)

🇪🇸 Free tour Roma Antigua (de la Boca de la Verdad a la Muerte de Julio César)

¡Todos los tours se complementan, puedes reservarlos todos!

Aunque se ha reconstruido con el paso de los años en varias ocasiones, mantiene su aspecto austero con una fachada de arquitectura tan simple que casi podría pasar desapercibida entre el resto de edificios que la rodean. Su interior, mucho más ornamentado, se realizó ya en el siglo XVIII.

Las cadenas de San Pedro

La Iglesia de San Pietro en Roma alberga algún que otro tesoro más, como la reliquia que le da nombre, las cadenas de San Pedro (traducido al castellano, el nombre de la iglesia sería Iglesia de San Pedro Encadenado).

Cuentan los cristianos que San Pedro fue encadenado en Jerusalén tras ser hecho preso, y que la emperatriz Eudoxia (consorte de Valentiniano III) custodiaba una de las cadenas que habían sujetado al santo; en un viaje a Roma, se las regaló al Papa León I, que al parecer era un poco escéptico respecto a su autenticidad.

Pero como en Roma se encontraba la otra parte de las cadenas que habían apresado a San Pedro, León I decidió probar a juntarlas, y… milagrosamente, estas quedaron unidas.

Si miras hacia arriba desde la nave central, verás varios frescos del siglo XVIII, obra de Giovanni Battista Parodi, que narran el episodio del milagro de las cadenas de San Pedro.

Las cadenas se encuentran guardadas bajo el Altar Mayor, en un relicario dorado, y se exponen al público todos los años, el 1 de agosto.

El Moisés de Miguel Ángel

Como te contábamos al principio, la Iglesia de San Pedro in Vincoli tiene un importante motivo para visitarla, y es ver de cerca el Moisés de Miguel Ángel.

La escultura, hecha en mármol y con grandes dimensiones, fue realizada durante más de una década, terminada en 1515 y colocada en la iglesia como parte del Mausoleo del Papa Julio II junto a otras esculturas, pero lo cierto es que el Moisés cobró entidad propia y se convirtió en protagonista indiscutible del conjunto funerario.

Y es que se trata de una obra maravillosa, cuya expresión facial sobrecoge.

Moisés sostiene las Tablas de la Ley, se mesa las barbas y mantiene el ceño fruncido, la mirada severa, en uno de los gestos más expresivos que podemos observar en una escultura del Renacimiento. Es imposible no sentirse impactado por esta enorme escultura que impresionó a su mismísimo creador, pues cuenta la leyenda que el propio Miguel Ángel, cuando la terminó, exclamó, sobrecogido por su realismo: ¿Por qué no hablas?

No tiene pérdida: al entrar, dirígete por el transepto derecho de la iglesia hasta que des con la estatua; siempre hay gente delante, por lo que es imposible pasarla por alto.

Aunque el Moisés se encuentra en un lateral de la Basílica de San Pietro in Vincoli, un poco alejado a la vista y medio en penumbra, puedes verlo mejor si está iluminado (puedes echar una moneda en la caja habilitada para ello).

El Mauselo del Papa Julio II

Tras el Moisés de Miguel Ángel se “esconde” la tumba inacabada del Papa Julio II, el gran mecenas de Miguel Ángel (y quien le encargó, también, la decoración de la Capilla Sixtina).

El Papa encargó a Miguel Ángel este proyecto que, en su origen, estaba compuesto por 40 grandes esculturas (de las que el Moisés formaba parte) y habría tenido unas dimensiones mucho mayores sino fuera porque el Papa Julio II interrumpió el proceso a la mitad para destinar esos fondos a la construcción de la Basílica de San Pedro, lo que convertiría este mausoleo en una de las grandes frustraciones de Miguel Ángel, que si por algo era conocido, era por ese perfeccionismo que le hizo el artista más codiciado del Cinquecento.

El resto de esculturas que acompañan al Moisés, de hecho, serían ya realizadas por sus discípulos.

Imagina cómo habría sido el proyecto final de haber sido terminadas todas sus esculturas tal como estaba planificado en un principio, por las manos de Miguel Ángel.

La Basílica de San Pietro in Vincoli: pistas para encontrarla

La Basílica de San Pedro está en la plaza del mismo nombre, y la mejor forma de acceder a ella es subir un empinado (aunque muy pintoresco) tramo de escaleras desde la Via Cavour, conocido como la Escalinata de los Borgia (Scalinata dei Borgia).

Encontrarás las escaleras a la altura del n.º 256 de la Via Cavour (la parada de metro Cavour está muy cerca, por lo que puedes llegar de forma rápida y directa).

Al subir las escaleras, desembocarás en una plaza abierta, la Piazza San Pietro in Vincoli, y a mano izquierda verás, bajo unos soportales con arcos, la entrada a la Basílica de San Pietro in Vincoli.

Si no puedes o no quieres subir tantas escaleras, ¡no te preocupes! También puedes llegar a la Plaza de Pietro in Vincoli caminando por Via della Polveriera desde el Coliseo, y accederás directamente a la parte superior de la misma.

La entrada a la Basílica de San Pietro in Vincoli es gratis, así que no hay excusa para pasar de largo por ella y aprovechar la oportunidad de admirar una de las grandes obras de la escultura del Renacimiento.

Cómo llegar a la Basílica de San Pietro in Vincoli de Roma

  • Dirección: San Pietro in Vincoli, Piazza di San Pietro in Vincoli, Roma
  • En metro: Cavour (línea B)
  • A pie desde el Coliseo (10 minutos)
HEY! No te olvides de reservar nuestro tours en español:

🇪🇸 Free tour Roma en español (el imprescindible) ⭐⭐⭐⭐⭐

🇪🇸 Free tour nocturno (descubre Roma de noche)

🇪🇸 Free tour Roma Antigua (de la Boca de la Verdad a la Muerte de Julio César)

¡Todos los tours se complementan, puedes reservarlos todos!

Precio entradas Basílica de San Pietro in Vincoli 2024

  • Entrada GRATIS

Horario Basílica de San Pietro in Vincoli 2024

  • Lunes a domingo de 08:00-12:30 y de 15:00-19:00 horas.