The Lighthouse Glasgow

Tal vez te interese ir a tiro hecho a verlo; tal vez busques las mejores vistas de Glasgow o tal vez, simplemente, te lo encuentres dando un paseo por el centro de la ciudad.

The Lighthouse, ese faro medio escondido entre los edificios de Mitchell Lane, en pleno centro de la ciudad, es uno de los mejores miradores de Glasgow, además de un interesante espacio donde se celebran exposiciones temporales relacionadas con el mundo del diseño y de la arquitectura. Por encima de todo, es uno de los mejores ejemplos de la peculiar arquitectura entre modernista e industrial de Charles Rennie Mackintosh, uno de los arquitectos más queridos de la ciudad (queridos, como suele pasar a veces, a posteriori: parece que no gozó de demasiada fama mientras estaba vivo).

El curioso origen de The Lighthouse

Diseñado a finales del XIX, The Lighthouse no fue, en su origen, pensado como sala de exposiciones, sino que fue un encargo del Glasgow Herald, un periódico local que confió en el entonces joven Mackintosh su primer proyecto de envergadura.

Pero…

No vayas a pensar que en The Lighthouse había decenas de periodistas dándole a la tecla; muy al contrario, se trataba de una especie de almacén adyacente a la zona donde se imprimía el periódico, que albergaba en su torre un tanque de agua gigantesco para poder actuar con rapidez en caso de un (más que posible para la época) incendio.

Este faro continuó sirviendo a las oficinas del Glasgow Herald hasta los años ochenta (¡casi un siglo después de su construcción!), cuando el periódico se trasladó a otro emplazamiento.

Entonces, The Lighthouse cerró sus puertas hasta que en 1999 fue inaugurado, ahora sí, convertido en lo que es hoy, el Centro para el Diseño y Arquitectura de Escocia (Scotland’s national centre for design and architecture).

Y es que un edificio tan especial y situado en pleno centro de Glasgow no podía quedar abandonado sin más.

Una arquitectura única

Cuando veas The Lighthouse por primera vez, relacionarás fácilmente su arquitectura y su torre con el propósito inicial para el que fue creado, como almacén de agua.

No obstante, Mackintosh supo imprimir su particular estilo en esta torre que, a pesar de nacer con un carácter más funcional que estético, evoca a las de los castillos escoceses por sus formas y su piedra rojiza.

Estás ante un edificio realmente único, que algunos incluso se han atrevido a calificar como “prodigio” de la arquitectura.

El Mack’ Centre

Como comentábamos al comienzo del artículo, The Lighthouse acoge exposiciones temporales y alberga el centro de interpretación de Mackintosh, el Mack’ Centre, con una muestra permanente relacionada con la vida y proyectos del arquitecto escocés, por lo que es un buen punto de partida para conocerlo y seguir después sus pasos por la ciudad. Uno de los elementos más curiosos de la exposición sobre Mackintosh son los proyectos del arquitecto que nunca llegaron a realizarse, pero que aportan mucha información sobre su trabajo y su estilo irrepetibles.

Desde el Mack’ Centre se accede a la Mackintosh Tower, desde donde se disfruta de unas vistas inolvidables de la ciudad si tienes la suerte de tener un día despejado.

Por supuesto, The Lighthouse ofrece también una exposición relacionada con la historia y arquitectura del propio edificio.

No te pierdas tampoco la escalera helicoidal, uno de los elementos más característicos de la torre (aquí era donde se albergaba el agua en los orígenes del edificio), que nos permite ascender por ella hasta el mirador de la parte superior a la vez que vamos parando para contemplar las evocadoras imágenes que acompañan el recorrido.

Si tienes problemas de movilidad, no te preocupes: también puedes acceder al mirador superior usando los ascensores.

Al segundo mirador de The Lighthouse, situado en el sexto piso, se accede mediante ascensor.

The Lighthouse hoy

Las exposiciones temporales también merecen la pena; su arquitectura se ha convertido hoy en metáfora de su propósito, el de ser el faro que “ilumine” las nuevas tendencias creativas que surjan en la ciudad, y como tal The Lighthouse ejerce como epicentro del diseño y la arquitectura contando siempre con muestras de lo más puntero en ambos campos.

Asimismo, el edificio tiene una cafetería para hacer una pausa y una tienda de libros relacionados con el diseño y pequeños regalos, por si te apetece llevarte un Lighthouse en miniatura.

The Lighthouse es una visita imprescindible si vas a viajar a Glasgow. Uno de los primeros proyectos de Mackintosh que se ha convertido hoy en un edificio icónico para la ciudad de Glasgow.

Cómo llegar a The Lighthouse en Glasgow

  • Dirección The Lighthouse, 11 Mitchell Lane, Glasgow
  • En metro: Buchanan Street

Precio entradas The Lighthouse 2024

  • Entrada GRATIS

Horario The Lighthouse 2024

  • Lunes a sábado de 10:30 a 17:00 horas
  • Domingos de 12:00 a 17:00 horas