Dónde dormir en Glasgow

Siendo la mayor ciudad de Escocia, ya habrás adivinado que no te resultará difícil encontrar dónde dormir en Glasgow.

¿Por qué dormir en Glasgow si estoy viajando por Escocia?

Aunque la ciudad del Clyde no atrae tantos turistas como su vecina Edimburgo, su importancia económica hace que podemos encontrar infinidad de hoteles en Glasgow, además de cada vez más oferta de apartamentos, bed & breakfast y hostels.

Además, el Aeropuerto de Glasgow es uno de los principales del Reino Unido, por lo que es fácil encontrar vuelos a Glasgow económicos y directos desde muchas ciudades europeas.

El hecho de que (todavía) no sea tan turística como Edimburgo es un gran punto a favor a la hora de buscar alojamiento en Glasgow, pues los precios son bastante más económicos.

Resumiendo: Glasgow está bien comunicada, cuenta con una buena oferta hotelera y tiene mejores precios que otras ciudades de Escocia.

Así que ya sabes: si estás preparando una ruta por Escocia, no descartes dormir en Glasgow y convertir la ciudad en uno de tus campamentos base.

Puedes hacer prácticamente las mismas excursiones en Escocia que si te alojases en Edimburgo (incluido el imprescindible tour al Lago Ness desde Glasgow), pero a un coste mucho menor.

En este artículo analizaremos cuáles son las mejores zonas donde dormir en Glasgow, las ventajas e inconvenientes de cada una y te daremos algunos consejos prácticos para encontrar el alojamiento en Glasgow que más se adapte a tu presupuesto y necesidades.

Dónde dormir en Glasgow: West End y Glasgow Central, nuestros barrios favoritos

En Guías Nómadas tenemos dos zonas donde dormir en Glasgow que son nuestras favoritas: el West End (el barrio de la Universidad de Glasgow) y el centro de Glasgow. Ambos barrios están cerca de los principales monumentos de Glasgow y lugares turísticos, se recorren fácilmente a pie y tienen mucha oferta de alojamientos, bares y restaurantes: la opción perfecta si vas a pasar pocos días en la ciudad.

Las 5 mejores zonas donde alojarse en Glasgow

Además de las dos zonas mencionadas arriba, hay otros barrios de Glasgow donde dormir puede resultar económico (dentro de lo “económicos” que pueden ser los precios del alojamiento en Escocia, ya sabes) y práctico al poder moverte en transporte públicos.

Como sabemos que es difícil escoger un hotel o apartamento si nunca has estado en la ciudad en cuestión, debajo vamos a ver dónde alojarse en Glasgow por zonas; te contamos cuáles son las ventajas de unas y otras para que descubras cuáles son los mejores barrios donde alojarse en Glasgow.

1. Centro de Glasgow, la mejor ubicación

Mejor situado, pero más caro.

Conocida como Glasgow Central, la zona centro de Glasgow (situada al norte del río Clyde) concentra la mayor oferta hotelera de la ciudad. Tiene dos claras ventajas: la cercanía de casi todos los lugares turísticos, a los que puedes llegar a pie, y el ambiente propio del centro de una ciudad, con muchos de los mejores pubs de Glasgow y restaurantes, tiendas y vidilla nocturna.

Entre los distritos que conforman el centro de Glasgow , concentrados sobre todo por los alrededores de Merchant City, Buchanan Street (la principal avenida) y la estación central de tren de Glasgow, encontrarás las típicas cadenas de hoteles (una buena opción según las fechas, pues en temporada alta, sobre todo en verano, pueden hasta duplicar sus precios) y también algunos hoteles más modestos y hostels más modernos y económicos.

Si quieres un hotel en pleno centro, busca alrededor de las calles Argyle Street, Sauchiehall Street y Buchanan Street, además de George Square.

El área de Glasgow Central cuenta con numerosos autobuses, varias estaciones de tren (como la estación central y la de Queen Street) y de metro, además de muchísimas cafeterías (imprescindible un té en las Willow Tea Rooms diseñadas por Mackintosh), restaurantes y pubs donde podrás comer o tomar algo prácticamente a cualquier hora, las mejores tiendas de ropa (si te gusta ir de compras, toma nota: Princes Square Shopping Centre) y un sinfín de atractivos turísticos a los que puedes ir caminando, como The Lighthouse, George Square, la Galería de Arte Moderno y, un poco más allá, la Catedral de Glasgow y su impresionante necrópolis (que ya forman parte del East End, del que te hablamos más abajo).

  • Un apunte para los amantes de la música: si quieres conocer un local histórico de la escena musical de Glasgow, pásate por King Tut’s Wah Wah Hut (o, simplemente, King Tut’s). Aquí dieron algunos de sus primeros conciertos en los 90 grupos como Radiohead, Oasis, Blur, The White Stripes, The Strokes, Coldplay, Travis, Biffy Clyro, Franz Ferdinand… está en St. Vincent Street.

2. West End, ¿la segunda mejor ubicación?

Cerca pero no demasiado del centro; tranquilo, con un punto pijo por sus elegantes zonas residenciales y con una buena oferta gastronómica.

Hogar de la Universidad de Glasgow, el West End posee todas las ventajas de un barrio universitario, sumado a que al estar a un paseo de unos 15 minutos del centro, podemos considerar que es un barrio muy bien situado para hacer turismo en la ciudad, pues además de la mencionada universidad, tiene muy cerca el Museo Kelvingrove (el más importante de la ciudad) y los lanes, como Ashton Lane.

Lleno de parques y jardines como los preciosos Jardines Botánicos de Glasgow, acogedoras cafeterías y pequeñas boutiques, el West End es perfecto para dormir en Glasgow tanto si viajas solo como en pareja, con amigos o en familia.

Tiene opciones de alojamiento para todos los gustos y aunque no es la zona más económica para dormir en Glasgow, en nuestra opinión merece la pena por su encanto, su cercanía al centro y su mezcla de la vida cultural propia de un barrio universitario con el ambiente relajado de un barrio residencial.

3. Zona del Clyde (South Glasgow)

Aunque más alejada del centro pero bien comunicada por transporte público, la zona al sur del río Clyde, que divide la ciudad en dos partes bien diferenciadas, ha sufrido en los últimos años un largo proceso de reconversión que la ha convertido en un área en constante crecimiento, pujante y con numerosos atractivos.

Los hoteles de esta zona son nuevos y modernos; a nosotros nos resulta una zona a tener en muy en cuenta si vas a viajar a Glasgow con niños, pues además de que este tipo de hoteles suele contar con habitaciones amplias y servicios family friendly, hay muchas atracciones entretenidas para los más pequeños por los alrededores, como el Glasgow Science Centre, con la Torre de Glasgow y el Planetario, el Ibrox Stadium (el estadio de los Rangers, para los futboleros), Big Feed (el mayor mercado cubierto de comida callejera, que incluye actividades para niños) o South Rotunda, un edificio histórico inconfundible por su planta circular, que conectaba mediante un túnel con la otra orilla del Clyde.

4. East End, donde dormir barato

Aunque lo cierto es que el East End no sería nuestra primera opción a la hora de buscar sitios donde dormir en Glasgow baratos, es una alternativa a tener muy en cuenta.

Antiguamente fue un barrio muy humilde, que a día de hoy ha mejorado considerablemente a nivel de seguridad y que está creciendo en cuanto a alojamientos, pues está más o menos cerca del centro y alberga bastantes lugares de interés: dos grandes parques, Glasgow Green y Tollcross Park (una maravilla), el People’s Palace (un museo ubicado en un antiguo invernadero rodeado de jardines), el mercado The Barras o la mítica sala de conciertos Barrowland Ballroom, además de la Catedral de Glasgow y una muestra muy interesante de street art (no te pierdas el graffiti más famoso de Glasgow, que representa a un San Mungo moderno con un petirrojo, situado en un extremo de High Street).

  • ¿Por qué no sería nuestra primera opción para dormir en Glasgow si vas a estar poco tiempo en la ciudad? Porque queda un poco a desmano (no es un problema si no te importa moverte a pie) y porque nos parece que la oferta de alojamiento, ocio y cultural aquí aún es limitada y hace de otros barrios mejores zonas de Glasgow para alojarse.

De todas formas, si encuentras un alojamiento en el East End bien de precio, no lo descartes: es, sin duda, un barrio con personalidad, que todavía no ha sufrido la excesiva explotación del turismo, que conserva su autenticidad y que cada vez cuenta con más apartamentos y hostels donde dormir.

5. Periferia de Glasgow

Alojarse fuera del centro de Glasgow tiene también muchas ventajas:

Los hoteles suelen ser más económicos (y muchas veces, mejores, pues compensan estar alejados del centro con mejores servicios).

Suelen tener parking, algo esencial si estás recorriendo Escocia en coche.

El transporte público en Glasgow funciona bastante bien, por lo que te puedes acercar a conocer la zona turística sin perder demasiado tiempo en desplazamientos.

Buscar alojamiento en las afueras de Glasgow puede ser una alternativa útil si viajas con niños, buscas una zona más tranquila y residencial, con los típicos servicios de barrio o tu presupuesto es bajo pero no quieres renunciar a conocer la ciudad.

Entonces… ¿cuánto cuesta dormir en Glasgow? ¿es barato?

  • En temporada baja, nosotros te aconsejaríamos hacerte a la idea de un presupuesto por noche, en habitación doble y en un hotel “normal” (un tres estrellas) de entre 60 y 90 €. Quizás te parezca un presupuesto elevado, pero para los precios que se manejan en los alojamientos del Reino Unido, te aseguramos que es económico.
  • En temporada alta, calcula desde 100 € por noche en un hotel sencillo, hacia arriba si buscas algo más selecto o situado por el centro.

¿Dónde dormir en Glasgow BARATO? 3 consejos imprescindibles para ahorrar

1. Cuanto más alejado del centro, más barato.

Seguro que ya te sabes esta regla que aplica a todas las ciudades: en las áreas residenciales de Glasgow encontrarás un buen número de bed & breakfast, habitaciones en pisos compartidos y hostales mucho más económicos que los de Glasgow Central.

2. Cuanto antes reserves, más barato.

Si tu presupuesto es ajustado, reserva con antelación tu alojamiento en Glasgow. Si esperas al último momento, especialmente en temporada alta (verano, fines de semana, puentes y Navidades) te puedes llevar sorpresas desagradables: poca disponibilidad de alojamientos, y encima, caros.

3. Si viajas fuera de temporada… también más barato.

En relación al punto anterior, ya sabes que ciertas fechas suelen ser conflictivas a la hora de buscar donde dormir en Glasgow; el período más caro es el verano, los meses de julio y agosto, cuando Glasgow recibe un gran número de turistas que están en ruta por Escocia. Muchos viajeros piensan que en verano evitarán el legendario mal tiempo escocés y realmente, no tiene por qué ser así. El clima en Escocia es muy cambiante y es mejor no supeditar el viaje a un momento concreto del año si tienes cierta flexibilidad para viajar: echa un impermeable y un buen calzado en la maleta y disfruta de mejores precios y menos turistas viajando fuera de temporada.

Apartamentos en Glasgow: la mejor opción para familias

Si viajas a Glasgow con niños, en familia o en grupos de amigos, muchas veces resulta más práctico alojarse todos juntos en un apartamento en lugar de en un hotel (y también más económico). Como en todas las ciudades europeas, la oferta de apartamentos en Glasgow ha ido creciendo estos últimos años y puedes encontrar apartamentos turísticos sin problemas.
Si reservas con bastante antelación, los precios son muy razonables y la calidad y comodidad del apartamento en Glasgow, muchas veces, supera a la de un hotel, al ser alojamientos montados recientemente. El resto de ventajas ya las sabes: posibilidad de cocinar tus comidas (en un país no precisamente barato para comer), más espacio si viajas con niños pequeños, servicios prácticos como lavadora (que viene muy bien si estás de ruta por Escocia) y, en resumen, flexibilidad total.

La “desventaja” es que muchos apartamentos de Glasgow te van a pedir que pagues una fianza por adelantado, que a veces es una suma elevada, pero si no ha habido desperfectos te la deben reembolsar al hacer el check out.

  • Encontrarás apartamentos en Glasgow para alojarte concentrados en los barrios del West End y del East End (también en el centro de Glasgow, pero un poco más caros).

Hostels en Glasgow: la alternativa económica

Siendo una ciudad universitaria, la oferta de hostels en Glasgow es bastante amplia. Y es que dormir en un hostal en Glasgow es sin duda la alternativa más económica: en la mayoría de los casos tendrás que compartir habitación y baño, pero si tu presupuesto es ajustado la diferencia de dinero respecto a una habitación de hotel es considerable.

Por otra parte, los hostels en Glasgow tienen buen ambiente, zonas comunes donde relacionarte con otros viajeros y servicios básicos como lavadora, cocina compartida, etc.

Esperamos que nuestros consejos para buscar alojamiento en Glasgow te hayan sido de utilidad; recuerda que la ciudad puede ser un buen campamento base desde el que visitar el resto de Escocia, con precios más económicos y buenos alojamientos.