Puerta en Saint Andrews

El otro Saint Andrews

Saint Andrews es una de las ciudades escocesas con más atractivos turísticos y una visita obligada para quienes recorren el país.

Aunque nunca hayáis estado en Escocia, puede que os suene Saint Andrews como la cuna mundial del golf (y esto, a priori, quizás no resulte demasiado interesante para nadie, salvo que seas un amante de este deporte).

Catedral de Saint Andrews
La Catedral de Saint Andrews.

La catedral de Saint Andrews: el icono

Además, Saint Andrews es famosa por su universidad de prestigio (escenario de algún que otro romance real) y, sobre todo, por su antiquísima catedral (que presumió de ser la mayor de Escocia durante varios siglos), cuyas ruinas se recortan al viento frente a la costa del condado de Fife.

Esta es probablemente la imagen más impresionante de Saint Andrews… pero también la más explotada. Está claro que la catedral y el cementerio que la rodea ejercen una atracción irresistible para quienes viajan a la ciudad.

Saint Andrews, la ciudad de las puertas de colores

Sin embargo, en una reciente visita a Saint Andrews y gracias a un contratiempo con el coche (¡benditos imprevistos!) tuvimos tiempo de sobra para dedicar unas horas a perdernos por el centro histórico, y descubrimos otro Saint Andrews: el de los callejones de casas pequeñas y acogedoras, con fachadas de piedra y llamativas puertas; dos elementos que protagonizan la arquitectura de la mayoría de las viviendas distribuidas en el eje formado entre South Street, Market Street y North Street.

Puertas en Saint Andrews
Una puerta de color azul celeste.

Un Saint Andrews menos histórico, menos monumental… pero con muchísimo encanto.

Puerta en Saint Andrews
Está claro que a los habitantes de esta casa les gusta la jardinería :)

Así que hoy no vamos a contaros qué ver en Saint Andrews… sino hacia dónde mirar ;)

Puerta en Saint Andrews
Una puerta amarilla.

¿Será que los vecinos de Saint Andrews compiten por ver quién tiene la puerta más bonita?

Puerta en Saint Andrews
Y otra puerta amarilla.

¿O simplemente es una forma de sobrellevar con alegría esos días grises y lluvioso que tanto abundan en Escocia?

Puerta en Saint Andrews
Una puerta de color azul eléctrico…
Puerta en Saint Andrews
Y otra puerta vecina de un azul aún más eléctrico.

¿Serán estas puertas chillonas un anuncio del hogar confortable y calentito que se esconde detrás de ellas?

Puertas en Saint Andrews
Por partida doble.

Las hay más discretas…

Puerta en Saint Andrews
Una puerta de madera.

…y las hay nada discretas.

Puerta en Saint Andrews
Esta puerta es inconfundible.

Las hay… sencillas.

Puertas en Saint Andrews
¿Una puerta blanca? ¡Qué aburridos!

…y las hay diferentes al resto.

Puerta en Saint Andrews
¡La única puerta roja que encontramos! Fijaos en la fachada: también es diferente a las demás.

A veces las vemos dobles…

Puertas en Saint Andrews
Dobles puertas azules.

¡O triples!

Puertas en Saint Andrews
Amantes del verde.

Algunas parecen recién pintadas…

Puertas en Saint Andrews
El azul, sin duda, es uno de los colores favoritos de los “pintores” de puertas.

Y entre todas ellas, una puerta triste.

Puerta en Saint Andrews
Una puerta gris…